HERMANDAD DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA EXPIACIÓN Y MARÍA STMA. DE LA VICTORIA
MENÚ PRINCIPAL  
  INICIO
  SALUDA DEL HERMANO MAYOR
  JUNTA DE GOBIERNO
  HISTORIA
  PATRIMONIO
  VOCALÍA DE CARIDAD
  GRUPO JOVEN
  II ENCUENTRO DE JÓVENES COFRADES
  GALERÍA DE FOTOS
  VIDEOS
  ARTÍCULOS DE VENTA
  RADIOS COFRADES
  RINCÓN LITERARIO
  => TODO POR AMOR
  => LA CRUZ DE LOS POBRES
  => A JESUCRISTO
  => SAETA
  => AL CRUCIFICADO
  => REFLEXIÓN COFRADE
  CURIOSIDADES
  ENLACES
  LIBRO DE VISITAS
LA CRUZ DE LOS POBRES

LA CRUZ DE LOS POBRES

"Sí queréis ser mis discípulos, tomad la cruz y seguidme"

"Hoy, a pesar de que él ya no necesita tomar su cruz y caminar hacia el Calvario y emprender su vía crucis, hoy él sigue soportando, viviendo y reviviendo su pasión. El niñito pequeño, el niño lleno de hambre, que come su trocito de pan, miga a miga, por temor a que el pan se le acabe antes de saciar su hambre: ésa es la primera estación del vía crucis. 
En nuestro vía crucis vemos a Jesús, pobre y hambriento, soportando sus caídas. ¿Estamos allí para ofrecerle ayuda? Ésta es una estación de la cruz: Jesús presente en los que tienen hambre y sucumbiendo bajo el peso de la cruz. 

En la cuarta estación del vía crucis, jesús se encuentra con su Madre. ¿Somos nosotros madres para los que sufren? Madres llenas de amor, de comprensión. Simón de Cirene cargó con la cruz y se puso a seguir a Jesús, ayudándole a llevar su cruz. ¿Somos nosotros como la Verónica con respecto a los pobres? ¿Estamos allí para enjugar su dolor, para compartir sus sufrimientos? 


Jesús cae de nuevo. /Cuántas veces hemos recogido por las calles a seres humanos que habían vivido como animales y anhelaban morir como ángeles! ¿Estamos nosotros allí para ayudarles a levantarse?


Jesús fue despojado de sus vestidos. Hoy, seres pequeñitos quedan privados de amor antes mismo de nacer. Jesús cargó con ese sufrimiento indecible. Pero yo tengo la posibilidad de desearlo, de amarlo, de hacerme cargo de él. Es mi hermano, mi hermana.

Jesús es crucificado. ¡Cuántos seres humanos ...11enan los hospitales! ¿Acudimos alguna vez para compartir con ellos su hora de crucifixión?

Jesús nos dijo: «Si queréis ser mis discípulos, tomad mi cruzy seguidme». Quiso decir que cargáramos con la cruz y le diéramos de comer en los que tienen hambre; le vistiéramos en los que están desnudos y le diéramos alojamiento en nuestro hogar, tratándole como hermano. No volváis vuestras espaldas a los pobres: porque los pobres son Cristo".

"Sufrir no es nada en sí mismo: pero el sufrimiento compartido con la pasión de Cristo es un don maravilloso y un signo de amor"

(Madre Teresa de Calcuta)

RECOMIÉNDANOS  
   
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
www.hcemv.es.tl  
  Haznos tu página de inicio  
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=